Cultiva albahaca en interiores durante todo el año.


La albahaca es una hierba esencial y dinámica para muchos platos. Para el cocinero casero, el fácil acceso a la albahaca fresca puede mejorar sus platos de tomate, guisos y sopas. Chefs innovadores han usado albahaca para crear aderezos de vinagre de hierbas para ensaladas, hacer rosquillas con tallos de flores e incluso remojar las hojas para un té refrescante. Estos aromas pueden pasarse por alto una vez finalizada la temporada de crecimiento. ¡Así que exploremos el cultivo de albahaca en interiores!

La albahaca es una gran planta para que los principiantes practiquen la jardinería en interiores. No ocupa mucho espacio y muchos cultivan albahaca con éxito en interiores en un pequeño alféizar soleado. Cultivar en interiores extenderá su temporada de crecimiento y eliminará la necesidad de caminar al supermercado cuando una receta requiera albahaca fresca. Como beneficio adicional, ¡siempre puede tener una cosecha rápida de microvegetales de albahaca junto con su cultivo principal!

Cuando cultives albahaca en el interior, tendrás un suministro inagotable de esta hierba aromática para tus platos culinarios. Los amigos y la familia disfrutarán de la cosecha de albahaca para sus comidas, ¡y quedarán impresionados con su pulgar verde durante todo el año!

Formas de cultivar albahaca en interiores

Cultivo de albahaca en interiores
¡Cultivar albahaca en interiores es muy gratificante! Fuente: SamosBeach

Existen varios métodos para cultivar albahaca en interiores. ¡Aquí tienes algunas opciones!

Algunos prefieren cultivar albahaca en una maceta en un alféizar soleado. Este método es ideal para personas con espacio limitado. Cultivar en interiores en el alféizar de una ventana requiere poco mantenimiento y proporciona acceso directo a la luz solar. Una desventaja es que las temperaturas frías pueden penetrar y sacudir la albahaca tibia. Es posible que su albahaca deba estar a unos centímetros de la ventana para minimizar los cambios de temperatura.

Puede usar una luz de cultivo con una tienda de campaña. Con este método tienes un control completo sobre la temperatura ideal, las horas de luz y la humedad para unas condiciones de cultivo óptimas. Es esencialmente un mini invernadero para tu albahaca. Las desventajas incluyen la necesidad de más espacio, que depende de la electricidad y requiere la inversión inicial de luz de cultivo, carpa, ventiladores, temporizadores y equipo de monitoreo. Una vez que el sistema esté en su lugar, ¡su albahaca prosperará!

Otra forma de cultivar albahaca en interiores es mediante el uso de un sistema hidropónico. Este es un método de alta tecnología que se basa completamente en el ciclo del agua y los nutrientes. La hidroponía está ganando popularidad porque es más eficiente en el uso de agua y tiene mayores rendimientos que las plantas que crecen en el suelo. La desventaja de la hidroponía es que depende de la electricidad, requiere fertilización frecuente y los costos iniciales del equipo pueden ser altos.

Cuidado de la albahaca de interior

Cultivar en interiores puede ser sencillo siempre que proporcione lo esencial para sus plantas. Los puntos a considerar incluyen horas de exposición, temperatura, mantenimiento del suelo, necesidades nutricionales y en qué cultivarás.

Iluminación y temperatura

Albahaca bien iluminada
La albahaca necesita bastante luz para un mejor crecimiento. Fuente: Matsuyuki

La albahaca es una planta amante del sol. Si usa luz solar directa natural, como una ventana, busque una ubicación ideal con 6 horas de luz solar. Si se encuentra en el hemisferio norte, una ventana orientada al sur es el lugar perfecto. Para las personas del hemisferio sur, una ventana orientada al norte es un lugar ideal para la máxima exposición al sol. No olvide dar la vuelta a sus plantas cada pocos días o una vez a la semana. De esa manera, en lugar de ponerse de piernas largas al buscar el sol, la albahaca crecerá de manera uniforme.

Para aquellos que usan luces de cultivo, la albahaca necesita de 10 a 14 horas de luz por día. Dependiendo de su luz de crecimiento y si está cultivando una sola planta o varias plantas, debe asegurarse de que su luz haga bien su trabajo. Colocar las luces de 4 a 6 pulgadas por encima de las hojas jóvenes de albahaca suele estar bien. Considere un ajuste ligeramente más alto para plantas más grandes y completamente desarrolladas.

Recuerda que las plantas más jóvenes necesitan hasta 16 horas de luz. Es posible que desee experimentar con la combinación de sol y luz para un crecimiento óptimo de la albahaca. Si la albahaca se ve de piernas largas y produce hojas pequeñas, necesita más luz. Si hay manchas amarillas o marrones en las hojas, las plantas pueden estar demasiado cerca de la fuente de luz.

Las plantas de albahaca prosperan en temperaturas ambiente cálidas, lo que las hace ideales para la jardinería interior. Las condiciones ideales de crecimiento para la albahaca son 65-70 grados Fahrenheit.

La ventilación y el flujo de aire son excelentes para la albahaca. Esto es especialmente importante para las carpas. Se recomienda que agregue un ventilador de circulación de aire que no sople directamente sobre sus plantas. Unos pocos lugares cerca de las rejillas de ventilación de la calefacción o el aire acondicionado, o incluso las ventanas con corrientes de aire, pueden hacer que la albahaca sea más propensa a la deshidratación y ralentizar su crecimiento. Revise el suelo si su albahaca está en estas áreas y mantenga el suelo húmedo, pero no húmedo.

Agua y humedad

A las plantas de albahaca les encanta tener la tierra húmeda, ¡pero no húmeda! Debes regar la albahaca con regularidad. Asegúrese de drenar el exceso de agua en el platillo al verter albahaca de un recipiente. Compruebe el suelo poniendo el dedo en el suelo. Si todavía está húmedo, deja de regar. Las plántulas jóvenes pueden necesitar más agua. Si está cultivando albahaca en un entorno hidropónico, se recomienda cambiar el agua cada 1-2 semanas.

En términos de humedad, las plantas de albahaca en macetas, como sus hojas, pueden empañarse una o dos veces por semana entre riegos. Puede llenar un cuenco de guijarros con agua y colocarlo debajo de la planta para que se evapore la humedad. Al monitorear la humedad, encuentre un rango entre el 40 y el 60 por ciento para su albahaca.

Medio de cultivo y contenedor

El cultivo de albahaca en interiores te da la opción de usar tierra para macetas rica en nutrientes. La tierra para macetas proporciona un buen drenaje para su planta, lo que no siempre es el caso cuando se usa tierra de su jardín. También puede minimizar la entrada de plagas en el jardín a su hogar.

Algunas personas prefieren no tener escombros de jardín en su hogar, por lo que sugerimos tierra para macetas alternativa y libre de escombros. Las alternativas son la mayoría de las mezclas para macetas disponibles comercialmente (generalmente no contienen tierra), una mezcla para macetas casera como Mel's Mix, coco-coco o turba. Las bolas de arcilla se usan para hidroponía y son un excelente medio limpio para cultivar albahaca en interiores en un sistema hidropónico.

Si está cultivando albahaca en el interior en un recipiente, el tamaño ideal es una maceta de 4 pulgadas de diámetro por planta. Recuerde que las ollas y platillos de barro son porosos y pueden dejar marcas en el alféizar de la ventana. Asegúrese de que sus macetas tengan orificios de drenaje. Los recipientes de riego automático también se pueden usar para cultivar albahaca en interiores. Esto elimina las conjeturas sobre cuándo regar las plantas y mantiene las raíces húmedas.

Abonar

Los nutrientes en forma de fertilizantes son una fuente de nutrición increíblemente importante para el cultivo de albahaca. La tierra rica para macetas contiene todos los suplementos que necesita la albahaca, pero pueden agotarse con el tiempo. Sin embargo, durante la vida de una planta de albahaca promedio, la mejor opción es comenzar con un suelo bueno y rico en nutrientes. Agregar un poco de harina de sangre o alfalfa a la tierra para macetas antes de plantar generalmente asegurará que haya suficiente nitrógeno para sobrevivir al crecimiento de una temporada.

La albahaca se cultiva generalmente como hierba anual. Si puede lograr una vida útil más larga, vístase con un fertilizante orgánico de liberación lenta o alfalfa extra / harina de sangre para recuperar el nitrógeno. No se necesita mucho para hacer feliz a la albahaca.

Para la hidroponía, los nutrientes líquidos son la única opción. Debe agregar nuevos nutrientes cada 7 a 10 días o cuando su sistema recomiende suplementos nutricionales.

recorte

Hojas de albahaca
Si tiene éxito, tendrá a mano una gran cantidad de hierbas frescas. Fuente: icherri

¿Podar o no podar? La poda no es obligatoria, pero la albahaca responde bien a la cosecha regular al proporcionar más hojas para comer y al tener una apariencia completa y tupida. Espere a que la albahaca mida 6 pulgadas y corte el tallo principal, aproximadamente ½ pulgada justo por encima de un conjunto de hojas. Puede pellizcar el tallo con los dedos, pero puede usar unas tijeras para evitar que se rompa. Intente podar cada 2-3 semanas para controlar la forma de su albahaca.

Permitir que la albahaca florezca o se convierta en semillas puede cambiar el sabor de la albahaca, haciéndola masticable y amarga. Para evitar este cambio de sabor, puede empujar las flores y cortar la parte superior de la albahaca.

plantas

¿Listo para cultivar semillas de albahaca en un contenedor o tienda de campaña? Humedezca previamente su medio de cultivo y plante las semillas de albahaca en una bandeja de cultivo o en el destino final del contenedor. Cubre ligeramente las semillas con tierra. La temperatura ideal de germinación es de 75 a 80 grados Fahrenheit y los brotes emergen del suelo en 5 a 10 días. Asegúrese de mantener las semillas y su medio húmedo. Una esterilla calefactora para plántulas puede ayudarlo a obtener la temperatura adecuada para la germinación.

Si está plantando semillas en un recipiente más grande o en un sistema hidropónico, asegúrese de no llenar en exceso. El hacinamiento crea competencia por los nutrientes y restringe la circulación del aire. Cada planta de albahaca ocupa de 5 a 6 pulgadas de espacio.

Puede iniciar semillas directamente en un sistema hidropónico con varias semillas en cada maceta de red. Diluir más tarde y dejar la plántula más fuerte para evitar el hacinamiento.

Los esquejes frescos de una planta de albahaca existente pueden echar raíces. Necesitará un tallo de 4 pulgadas con varias hojas en la parte superior. Ponga el tallo con las hojas en agua sobre el agua y colóquelo en un lugar soleado. Cambie el agua a diario y las raíces comenzarán a emerger en 7-10 días. Una vez que hayan crecido a 2 pulgadas de largo, puede trasplantar los esquejes a un recipiente o sistema hidropónico.

Solución de problemas

Surgen algunos problemas al cultivar hierbas de albahaca en interiores. Muchas veces puede ser un problema simple, como: B. Demasiada o muy poca humedad u horas de iluminación. Puede haber cambios de temperatura que retrasarán el crecimiento de la albahaca.

Pueden aparecer algunas plagas molestas como hongos mosquitos, pulgones, arañas rojas, moscas blancas o trips. Es posible que vea pequeños agujeros o marcas en las hojas que podrían indicar una infestación de plagas. Para hacer esto, asegúrate de que la albahaca no se asiente en el agua y deja que las primeras pulgadas de tierra se sequen. Pellizque las hojas enfermas o moribundas. Trate con pesticidas orgánicos según sea necesario.

Las plantas de albahaca de interior también pueden encontrar enfermedades de las plantas como el mildiú velloso, la mancha bacteriana de la hoja, la pudrición de la raíz, la humectación y la marchitez por fusarium. Es posible que pueda salvar el sistema de algunos de estos problemas, pero no de todos.


Los dedos verdes detrás de este artículo:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

You cannot copy content of this page