Cómo propagar plantas araña usando 3 métodos diferentes

Las plantas araña son una de mis plantas favoritas para propagar. No porque me gusten más las plantas araña (las Monsteras ocupan el primer lugar), sino porque son increíblemente fáciles de propagar.

Mientras cuide su planta de araña correctamente y la coloque en el entorno adecuado, hará la mayor parte del trabajo duro por usted al producir pequeñas plántulas en largos tallos de flores. Estas plántulas se parecen a la planta madre, con una forma y estructura similares.

Todo lo que necesita hacer es enraizar estas adorables plántulas (también llamadas spiderettes, bebés o cachorros) en agua o tierra para hacer crecer rápidamente una nueva planta de araña. Dependiendo de cuántas arañas tenga su planta, puede propagar muchas más plantas a la vez de las que podría propagar a partir de esquejes. Si te gusta el aspecto de los cachorros en la planta, incluso puedes quitar algunos y dejar el resto para que tengan más interés visual.

Si su planta de araña no tiene cachorros, no significa que no pueda propagarse. Las plantas araña también crecen rápidamente para llenar sus contenedores, lo que las convierte en candidatas ideales para dividir. Esto le dará casi el doble de existencias al instante y puede mejorar la salud de las plantas más viejas simultáneamente.

Para aquellos que ya tienen más plantas de araña de las que saben qué hacer con ellas, me gusta propagarlas para regalarlas. Viven mucho tiempo y son excelentes regalos para amigos y familiares. No más prisas a la tienda en el último minuto porque olvidaste comprar ese regalo de inauguración de la casa. mira la propagación de la planta araña y como se hace!

Cuándo propagar

Los mejores momentos para propagar plantas de araña son durante la primavera y el verano.

Las plantas araña crecen más en temperaturas cálidas durante la primavera y el verano. Estos son los mejores momentos para propagar, ya que las raíces crecerán rápidamente, lo que le permitirá trasplantar antes de que bajen las temperaturas.

Sin embargo, siempre que pueda replicar las condiciones adecuadas, puede propagarse en cualquier época del año. Esto requiere un poco más de esfuerzo, principalmente mantener el recipiente de tierra o agua caliente para promover el crecimiento de las raíces.

La división también se realiza mejor en primavera. Si divide sus plantas de araña con temperaturas inferiores a 60F en otoño o invierno, las raíces lucharán por establecerse en sus nuevas macetas. Esto puede aumentar las posibilidades de un shock de trasplante que frena el crecimiento y puede conducir a otros problemas de crecimiento.

En última instancia, si hay cachorros en su planta, no hay nada de malo en cortarlos y rootearlos. Solo manténgalos en el lugar correcto, y las raíces deberían desarrollarse eventualmente, incluso si brotan más lentamente de lo normal.

Métodos de propagación

Colocado sobre una mesa de madera marrón, hay un grupo de plantas de araña con pulpa.  Las hojas de estas plantas son de un vibrante tono verde, mostrando una textura brillante.  Ramas largas y delgadas se extienden con gracia desde el centro, agregando una cualidad aireada y etérea al arreglo.
Si elige el enraizamiento con agua, puede disfrutar observando el crecimiento de las raíces.

La forma más fácil de propagar plantas de araña es a partir de cachorros.. Estos pueden enraizarse en el agua o en el suelo, según el método que prefiera. Prefiero propagar en el agua porque me gusta ver crecer las raíces, pero tus cachorros desarrollarán raíces iniciales más fuertes si sigues la ruta del suelo.

Si no tienes crías o tu planta de araña ha crecido demasiado, la división es una gran opción. Combinar este proceso con el trasplante es mejor para completar dos tareas en una.

El método ideal dependerá del rendimiento de su planta y del tipo de mantenimiento que esté dispuesto a realizar. También puede probar los tres para aumentar sus posibilidades de éxito y maximizar su stock de plantas de araña.

Método 1: enraizamiento en agua

Una planta araña joven, preparada para echar raíces en el agua, sale disparada hacia arriba desde un vaso cubierto con plástico.  El vaso, colocado sobre una mesa marrón, contiene un orificio central que permite que las raíces de la planta accedan al agua.  El plástico transparente que cubre proporciona un escudo protector mientras permite que la luz del sol nutra la planta en crecimiento.
Para comenzar, asegúrese de tener un vaso y un par de tijeras listas.

El enraizamiento en agua es uno de los métodos más rápidos y también requiere menos materiales. Además, realmente no tienes que ensuciar tus manos o tu casa mezclando tierra.

Antes de comenzar, deberá tomar un vaso y un par de tijeras. Limpie ambos a fondo para evitar la transferencia de bacterias dañinas a las plantas nuevas o originales. El agua y el jabón son adecuados, o puede desinfecte con una solución de lejía al 5 % si ha usado recientemente sus tijeras para podar plantas enfermas.

Dependiendo de la forma de su vaso, es posible que también deba agarrar una envoltura de plástico transparente. Esto evitará que el cachorro se hunda en el agua si el cuello del vaso es demasiado grande. Prefiero este método de todos modos, ya que encuentro que los vidrios angostos pueden limitar el flujo de aire y hacer que la humedad quede atrapada alrededor de las hojas.

Finalmente, tendrás que llenar el vaso con agua. Se prefiere agua destilada o agua de lluvia, ya que los productos químicos del agua del grifo pueden inhibir potencialmente el crecimiento de las raíces. Sin embargo, durante el corto tiempo que la planta está echando raíces en el agua, es probable que el agua del grifo no tenga mucho impacto.

Paso 1: eliminar una plántula

Una delicada mano de mujer, sosteniendo suavemente una pulpa de planta de araña.  La pulpa es suave y carnosa, con un rico tono verde.  En el fondo borroso, una mesa de madera marrón agrega un elemento cálido y natural a la escena.
Al iniciar el proceso, el paso inicial consiste en separar un cachorro de la planta.

El primer paso en el proceso es cortar un cachorro de la planta. Es mejor eliminar algunas a la vez en caso de que haya algún problema con el enraizamiento, pero la cantidad que elimine dependerá de cuántas esté produciendo su planta araña en particular.

Sólo debe eliminar los cachorros que son lo suficientemente grande como para crecer por sí solo. Los cachorros más pequeños tienen menos posibilidades de enraizar, ya que todavía necesitan nutrientes y humedad de la planta principal para sobrevivir. Cuanto más grande sea el cachorro, mejor para la propagación.

Otra cosa a tener en cuenta son las pequeñas raíces que emergen de la base de la plántula. Estas diminutas raíces iniciales son una buena señal de que el cachorro está listo para ser cortado de la planta. Si bien las raíces iniciales no son necesarias para una propagación exitosa, ayudan bastante.

Retire la plántula con unas tijeras de podar afiladas, evitando dañar la base. Como las plantas de araña pueden producir algunas crías en los tallos en flor, lo mejor es mantenerlas en la planta. Si el tallo ya tiene algunos que puedes plantar para podarlos, puedes quitar todo el tallo en la base de la planta.

Paso 2: cubra el vidrio con una envoltura de plástico

Colocada sobre una mesa marrón, se anima a una planta araña joven a enraizar en el agua.  Las hojas de esta planta son vibrantes y llenas, mostrando un tono verde vibrante.  Un agujero en el medio del recipiente de vidrio permite que las raíces de la planta se extiendan en el agua, mientras que una cubierta de plástico brinda protección y mantiene la humedad necesaria.
Use un cuchillo para crear un pequeño agujero en el centro de la envoltura de plástico para acomodar la plántula.

Ponga sus plántulas a un lado y junte tantos vasos como sea necesario para enraizarlas individualmente. Llene los vasos con agua casi hasta el tope y cubra la parte superior con una capa de envoltura de plástico.

Haga un pequeño agujero en el centro con un cuchillo para hacer espacio para la plántula La envoltura de plástico debe estar apretada contra el vidrio para evitar que se hunda en el agua.

Paso 3: Plántula de raíz en vidrio

La planta araña joven, con sus hojas verdes vibrantes, se coloca en el vaso lleno de agua cubierto con plástico.  La mano de un hombre cuida cuidadosamente la planta, alimentando su crecimiento.  El vaso está cuidadosamente colocado sobre una mesa marrón.
Es crucial mantener un contacto constante entre la base y el agua.

Luego, junte sus plántulas y coloque solo los extremos a través del orificio en la envoltura de plástico. La base donde se forman las raíces debe estar sumergida en agua.

Asegúrate de que las hojas estén por encima de la envoltura de plástico y completamente secas. Asegúrese de que la base toque el agua constantemente. Si se seca periódicamente, el crecimiento de las raíces será mucho más lento.

Paso 4: mover el vidrio

Dentro de un recipiente de vidrio, las plantas de araña jóvenes prosperan, con sus delicadas hojas saliendo por el orificio central.  El vidrio está cuidadosamente cubierto con una cubierta protectora de plástico.  El contenedor encuentra su lugar en una mesa de madera, creando un ambiente natural y nutritivo para la planta.
Una vez que se hayan acomodado en estos contenedores, puede tratarlas como sus otras plantas de araña.

Finalmente, mueva el vaso a un área brillante fuera del sol directo para evitar quemar las hojas. Elija un lugar cálido para fomentar el rápido crecimiento de las raíces.

Vigila el nivel del agua cada pocos días y rellénalo si comienza a descender por debajo de la base de la planta. También es mejor reemplazar el agua por completo una vez a la semana para limitar el crecimiento bacteriano.

Las raíces se desarrollarán en una semana o dos en las condiciones adecuadas. Una vez que tengan una o dos pulgadas de largo, trasplanta cada plántula a un nuevo recipiente con mezcla para macetas de plantas de interior. Una vez que se hayan establecido en estos contenedores, puede cuidarlas como lo hace con todas sus otras plantas de araña.

Método 2: enraizamiento en el suelo

En una mesa de madera marrón, un hombre agarra unas tijeras de podar, listo para cortar una rama de una planta araña, que cuenta con hojas exuberantes y abundante pulpa.  Tiene la intención de usar la rama para la propagación, asegurando el crecimiento y la expansión continuos de la planta.  Las hojas de la planta araña muestran su característico tono verde, irradiando salud y vitalidad.
Asegúrate de que la maceta elegida tenga orificios de drenaje para evitar que se pudra.

Hay dos formas de enraizar en el suelo. Puede recortar la plántula y plantarla en una maceta nueva o mantenerla unida a la planta mientras establece raíces a medida que se propagan naturalmente en la naturaleza.

Prefiero el segundo método ya que la plántula aún puede obtener los nutrientes y la humedad que pueda necesitar para sobrevivir inicialmente mientras desarrolla raíces. En otras palabras, limita sus posibilidades de fracaso al propagarse, ya que la plántula aún podrá sobrevivir si el crecimiento de la raíz es lento.

Para hacer esto, necesitará un contenedor un poco más pequeño que el contenedor en el que se encuentra actualmente la planta araña. Cualquier material está bien, ya que tendrás que trasplantarlo a un recipiente más grande más adelante. Asegúrate de elegir una maceta con orificios de drenaje para evitar que se pudra. No se requieren tijeras inicialmente, ya que solo separará las dos plantas mucho más adelante.

Finalmente, necesitarás una mezcla de tierra para llenar la maceta. Mi mezcla de propagación estándar combina fibra de coco y perlita en partes iguales, y creo que esto funciona bien para las crías de plantas araña.

También puede reemplazar la fibra de coco con turba si tiene algo alrededor. Siempre que la mezcla drene lo suficientemente bien, debería ser adecuada para la propagación.

Paso 1: llene un recipiente con mezcla de propagación

Un recipiente rectangular, ricamente coloreado en marrón, se llena con una mezcla de propagación cuidadosamente seleccionada.  La mezcla consiste en una combinación armoniosa de blanco y marrón, creando una textura visualmente atractiva.  Proporciona el medio ideal para nutrir y fomentar el crecimiento de las plantas, asegurando su exitosa propagación.
Compacte el suelo suavemente mientras lo llena para asegurarse de que no haya grandes bolsas de aire.

Primero, comience llenando su contenedor con la mezcla de propagación. llenarlo a justo debajo del borde de la olla para evitar que la tierra se derrame al regar.

Además, compacte la tierra suavemente a medida que avanza para identificar cualquier bolsa de aire grande que pueda bajar la línea del suelo después del riego. Coloque este contenedor justo al lado del contenedor original de la planta de araña.

Paso 2: Plántula de raíz en el suelo

En una mesa de madera, un hombre sostiene una planta de araña joven, lista para plantarla en una pequeña maceta marrón.  Junto a ella, una maceta grande alberga una planta de araña madura, mostrando su impresionante tamaño y abundante follaje.  Las hojas de ambas plantas son vibrantes y verdes, emanando una sensación de vitalidad y belleza natural.
Evite plantar demasiado profundo, ya que esto puede hacer que las hojas se pudran antes de que la planta pueda establecer sus raíces.

Luego, tome una plántula lista para la propagación en el extremo de un tallo y guíela hacia el centro del nuevo contenedor. Presione la base suavemente en el suelo para que la parte inferior de la plántula esté completamente en contacto con el suelo.

También puedes hacer un pequeño agujero con el dedo antes de plantar la base, siempre que las hojas no estén enterradas debajo del suelo. Si plantas demasiado profundo, las hojas pueden comenzar a pudrirse antes de que la planta tenga la oportunidad de enraizar.

Paso 3: Ancle el tallo al suelo

La planta de araña joven, plantada en una maceta llena de tierra rica y oscura y una mezcla de mezcla de propagación blanca y marrón, exhibe hojas verdes vibrantes que se extienden con gracia desde su tallo.  Las hojas son anchas, con distintas formas arqueadas y puntas puntiagudas, que le dan un toque elegante a la planta.  Con cuidado, la mano del hombre asegura que el tallo de la planta esté firmemente anclado en el suelo nutritivo, proporcionando una base estable para su crecimiento.
Cualquier interrupción puede afectar la tasa de crecimiento de las raíces y puede impedir el enraizamiento por completo si no se detecta.

La base puede parecer segura después de plantar. Sin embargo, una vez que riegas o mueves las macetas, puede desprenderse rápidamente. Esto es aún más probable si estás propagando en un área de alto tráfico donde las macetas pueden golpearse. Cualquier perturbación afectará la velocidad de crecimiento de la raíz y puede evitar el enraizamiento por completo si no se da cuenta de que ha ocurrido.

Para evitar este problema, necesitará fijar el tallo al suelo para mantener la plántula en contacto con el suelo. Hay algunas maneras de hacer esto utilizando elementos de su hogar, como clips de papel. Pero mi herramienta favorita para usar en este caso son las horquillas.

Tienen la forma perfecta, mantienen bien su posición y son casi invisibles una vez que los entierras en el suelo. Clava el tallo en el suelo lo más cerca posible de la base para evitar que se levante.

Paso 4: Agua

Colocada sobre una mesa de madera, una maceta marrón sostiene una planta araña joven con hojas exuberantes y vibrantes.  Las hojas de la planta son delgadas y alargadas, con un rico tono verde que emana vitalidad.  Cuando una gran regadera negra vierte suavemente agua en la maceta, las gotas brillan en las hojas, acentuando su belleza natural.  Junto a ella, prospera una planta araña más grande, que cuenta con un grupo de elegantes hojas arqueadas.
Asegúrese de que el suelo permanezca constantemente húmedo durante el desarrollo de las raíces para evitar problemas.

Finalmente, para comenzar a fomentar el crecimiento de las raíces en el suelo, deberá regar. También puede regar antes de plantar para verificar los niveles de drenaje del suelo si no está seguro. Mientras la tierra esté húmeda y permanezca húmeda mientras se desarrollan las raíces, no deberías tener ningún problema.

Asegúrate de que la maceta nueva esté en un lugar cálido fuera del camino de la luz solar directa (es mejor elegir esta posición antes de comenzar, ya que moverse una vez que hayas plantado puede ser complicado). Después de un par de semanas, las raíces deberían haberse desarrollado, listas para ser cortadas de la planta.

Para probar el crecimiento de la raíz, tire suavemente de la plántula. La resistencia al movimiento indica que las raíces han crecido. Recorte el tallo con un par de tijeras y tendrá una nueva planta de araña lista para usar.

Una vez que comience a aparecer un nuevo crecimiento, es mejor trasplantar a una maceta nueva con una mezcla para macetas de plantas de interior, ya que los medios de propagación no contienen los nutrientes necesarios para el crecimiento a largo plazo.

Método 3: División

En la mano del hombre, la pulpa de una planta de araña se sostiene con delicadeza, mostrando su follaje distintivo.  Las hojas de la planta se caracterizan por un tono verde vibrante, con una ligera variedad que agrega interés visual.  Hay una mesa marrón de madera en la escena.
Si no tiene plántulas, la división es su única opción para la propagación.

Sin plántulas, su única opción de propagación es la división. Este proceso simple se puede combinar con el trasplante, replantando cada sección en un nuevo contenedor según el tamaño de la planta. Para obtener instrucciones detalladas sobre cómo trasplantar y dividir, consulte el tutorial aquí.

Pensamientos finales

La propagación de plantas araña es una gran actividad de jardinería para principiantes buscando ampliar su colección. Incluso si las plantas de araña no son sus favoritas, seguramente las amará una vez que vea lo fáciles que son de propagar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

You cannot copy content of this page