Cannabis, reproducción y cultivo - Tipos de Plantas

El cannabis es una planta que dura un año, en otras palabras, esta planta hace todas las funciones de germinar, medrar, florecer y morir, en ese tiempo. Por lo general se empieza el desarrollo de germinación en primavera, en verano comienza a medrar y acaba su proceso en otoño, en el momento en que brota. 

La planta de Cannabis es dioica, lo que significa que puedes encontrar tanto espécimen hembras como machos

También los espécimen machos generan sus flores en la zona donde es liberado el polen. De esta manera los espécimen hembras los reciben, después de haber producido sus cálices y así quedar fertilizadas, desarrollando las semillas. 

En el momento en que estas semillas esten maduras, caen al suelo produciendo la germinación espontánea. 

Nombres de la Planta

Nombre científico: Cannabis sativa, popular generalmente como cáñamo o mariguana.

¿Cuantos tipo de plantas existen? 

Hay tres géneros de planta de cannabis:

Cannabis indica: una planta tipo arbusto, con una altura que no excede el 1,5 m. Posee una manera compacta y sólida con hojas de foliolos anchas, de color verde profundo y se enraiza facilmente en macetas. 

El tiempo de florecimiento es corto, sus flores son enormes y se muestran en racimos, los que son llamados cogollos. Estos cogollos están cubiertos de resina, se encuentran muy tupidos y con buenas dimensiones. Gracias a lo predecible que es su tamaño y florecimiento se puede planear su cosecha. 

Cannabis sativa: estas plantas tienen un tiempo de crecimiento mayor, sus hojas son mucho más angostas y de un verde menos fuerte que las indicas. Como medrar en lugares con mucha luz su avance es mucho más largo y incesante. 

Este tipo de planta es mucho más ideal para ser cultivada en exteriores, donde existan tiempos cálidos. Sin embargo, con los cuidados precisos también puede tenerse en el interior. 

Cannabis rudelaris: es una planta de coche florecimiento, es decir, que no depende de la luz del sol para florecer. Lo que la hace una planta mucho más resistente, ya que florece a penas llega a la etapa madura. También esta planta tiene concentraciones bajísimas de THC y CBD. 

Reproducción y cultivo del cannabis

La planta de cannabis puede reproducirse tanto por semilla, como por esquejes. Para la reproducción por esqueje es suficiente con aguardar que la planta ahora se haya desarrollado y dividir un pedazo de su cuerpo. Esto nos va a aceptar obtener una planta con especificaciones idénticas a la que tenemos. 

Existen muchas maneras técnicas distintas sobre el cultivo de cannabis, cómo nos comentan desde la página web especialista en mariguana: mimarihuana.es

Para la reproducción por semilla, debes tener en cuenta una sucesión de causantes, como el sustrato, agua, fertilizantes, luz. Una vez identificados cada uno, se planta la semilla. Esta debe germinar en un intérvalo de tiempo de 2 a 3 semanas, luego de este tiempo aparecerán 2 hojas en tu plántula, lo que marca el comienzo en el desarrollo de la planta. 

Estas plántulas las tienen la posibilidad de cultivar tanto en interiores como en exteriores. No obstante es esencial comprender que en los cultivos en interiores puedes dirigir el entorno natural del ámbito. Es decir, puedes supervisar el agua, la temperatura, la luz, la humedad, el calor y el aire.

Ahora bien en los cultivos completados en exteriores, dependen de forma exclusiva del aspecto ambiental y las condiciones de la naturaleza. Es por ellos que tanto el calor como la luz, no tienen la posibilidad de ser manipulados tan de forma fácil. Sin embargo las plantas pueden medrar más, merced al espacio que tienen, lo que las convierte en cosechas mucho más enormes.  

En el momento en que se escoge cultivar en espacios libres, hay que tener en cuenta que las plantas han de estar en una región donde les llegue luz, el mayor tiempo viable. Aparte de elegir el sustrato adecuado para el cultivo de este género de plantas. 

Causantes de riesgo o plagas que afectan al cannabis

cuidados cannabis

El cannabis no está salvo de plagas y anomalías de la salud, especialmente cuando son cultivados al aire libre. Entre las plagas o parásitos más comunes tenemos: 

  • Trips: son insectos voladores que suelen atacar a las plantas que tengan flores. 
  • Pulgón: es un insectos que pertenece a la familia de los áfidos, fácil de detectar, en tanto que se muestran hormigas en torno a la planta.  
  • Araña roja: este ácaro ataca la planta dejándola cubierta de lona de araña.  
  • Orugas: esta plaga se come las hojas y flores de la planta. 
  • Hongos: los más frecuentes son el oidio y la botrytis y suelen encontrarse luego de los periodos lluviosos. 

Hay un sinnúmero de artículos y tratamientos que nos asisten a combatir estas anomalías de la salud en las plantas. No obstante, es esencial fertilizar la planta periódicamente, con modelos orgánicos y poco beligerantes, de esta manera las sostendrán libres de plagas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

You cannot copy content of this page